Miércoles, 15 de agosto de 2007

Incubos y Súcubos

Súcubo
De:
http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%BAcubo

El súcubo (succŭbus del Latín succubare, "reposar debajo"), según las leyendas medievales occidentales, es un demonio que toma la forma de una mujer guapa para seducir a los hombres, sobre todo a los monjes, en sus sueños, para tener relaciones sexuales con ellos. De esta manera, absorben la energía del hombre para mantenerse, y a menudo, llegan hasta tal punto, que pueden dejarlo agotado o incluso matarlo.

Los súcubos más conocidos son Lilith, Abrahel, Baltazo, Bietka, Filotano, Florina Vasordie y Mancerinio. Uno de los más relevantes en la demonología es Lilito. Este se trasformaba en una mujer de opulentas formas a la que gustaba seducir a los artistas para que la utilizasen como modelo en sus creaciones, especialmente si se trataba de motivos religiosos.

Según el Malleus Maleficarum, o el "Martillo de Brujas", los sucubos coleccionan el semen de los hombres con los que durmieron. Este lo usarían para embarazar a las mujeres. Así, se suponía que los niños que serían engendrados, serían más susceptibles a la influencia de los demonios.

Según algunas creencias, los sucubos se podrían transformar en incubus con el semen recientemente recogido impregnando a sus víctimas. Éste hecho respondía a la creencia de que los demonios no podían reproducirse naturalmente, sin embargo los incubus podrían fertilizar a las mujeres. El tener hijos con retraso mental o alguna deformidad era señal de que uno o ambos padres eran demonios.

En el siglo XVI, una talla de un sucubu fuera de una posada, indicaba que también funcionaba como burdel.

Etimología

La palabra "Súcubo" proviene de una alteración de "succuba" procedente del latín que significa "prostituta". La propia palabra deriva del prefijo "sub-" que significa "debajo de, debajo", y del verbo "cubo" significa "yo quedo". Por lo que, súcubo, es alguien que queda bajo otra persona. Considerando que un incubus (latin "in-", la posición en este caso es "en la cima"), por lo que, es alguien que queda encima de otra persona[1].

La leyenda de los súcubos es una explicación del fenómeno de las poluciones nocturnas y la parálisis del sueño.


Apariencia

La apariencia de los súcubos varía, en general, tanto como la de los demonios; no hay ninguna apariencia o pintura definitiva. Sin embargo, se suelen pintar casi universalmente como mujeres seductoras con una belleza no terrenal, a menudo con alas demoniacas; de vez en cuando, en ellos se dan otros rasgos demoniacos, como pueden ser, los cuernos, una cola con una punta terminada en triángulo, con ojos de serpiente, cascos de caballo, colmillos, etc...

De vez en cuando, simplemente aparecen como una mujer atractiva en los sueños, en los que la víctima no puede deshacerse de ella, ni olvidarla. Los súcubos atraen varones y en algunos casos, el varón ha llegado a enamorarse de ella. Incluso fuera del sueño, ella no deja su mente. Siguen agotando lentamente la energía de su víctima.

En los manga, anime y videojuegos japoneses, el súcubo se pinta con unas grandes alas que crecen de su espalda.

Actualmente

Las experiencias de visitas sobrenaturales claras pueden ocurrir por la noche en forma de alucinación hipnogógica. Hasta el momento, las emisiones nocturnas y otras ocurrencias sexuales o misterios son, en algunas culturas y círculos, culpa de un demonio que pecado como un súcubo.


Lista de súcubos
Ejemplos de súcubos extraídos de la mitología y la fantasía son:

Abrahel
Baltazo
Bietka
Filotano
Florina Vasordiel
Mancerinio
Lilith y el Lilin (Judaísmo)
Lilitu (Sumerio)
Rusalka (eslavo)


----------------------

Íncubo
De:
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%8Dncubo

Es un demonio masculino en la creencia popular europea de la edad media. Al igual que su versión femenina, súcubo, busca tener relaciones sexuales con los humanos, en su caso las mujeres. Las víctimas viven la experiencia como en un sueño sin poder despertar de éste.

Etimología

El término significa: "me acuesto sobre ti" , Íncubo (del latín incubare, ‘yacer’, ‘acostarse’)

Mito

Si la mujer queda embarazada puede dar a luz niños deformes, de fácil control por parte del mal, o con habilidades especiales (como el mago Merlín, hijo de un íncubo y de una novicia, según una de las tantas versiones de su nacimiento).

El íncubo chupa la energía corporal de la persona en el momento del sexo, de esta manera vive o se hace más fuerte.

En casos extremos de acuerdo a quienes los estudian, puede llegar a darle un paro al corazón de la víctima e incluso matarla por la succión energética ocasionada, dejando a la víctima débil o enfermiza.

Sinonimia

Se le conoce por diferentes nombres alrededor del mundo de acuerdo al folclore popular regional

En la isla de Zanzíbar (Tanzania) es conocido como Popo bawa, como un espíritu que ataca a los hombres cuando duermen;

En la provincia chilena de Chiloé es conocido también como el Trauco, representado como un enano que seduce a las jóvenes en pubertad, algunas veces el trauco es usado para explicar embarazos no deseados o súbitos, especialmente en las mujeres no casadas.

En Hungría es llamado liderc y puede ser un amante satánico que vuela por las noches, y parece como una luz arrolladora o como un pájaro de fuego.

Es conocida como Mara en el folclore escandinavo, se suele representar con la figura de una mujer maligna y rencorosa, responsable de las pesadillas entre las personas.

En Paraguay es conocido como Kurupí, un ser mitológico con un gigantesco falo que secuestra mujeres para violarlas.

En Guatemala es conocido como El Sombrerón, un ser de reducida estatura, galante, que viste de negro, utiliza minúsculas botas y un enorme sombrero (de ahí su nombre), seduce a las mujeres jóvenes, enamorándolas con bellas canciones.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Josito
Fecha: Domingo, 02 de septiembre de 2007
Hora: 20:35

Hola! Quería darte la enhorabuena por esta excelente página. Me parece estupenda y diferente a los demás, más cercana porque das tu visión personal de las cosas y contestas los comentarios (espero no ser una excepción).

Llegué aquí por casualidad, aunque las casualidades no existan, ya que estaba buscando información sobre unos estudios del poder de la mente sobre la materia, y no sé cómo, google me trajo aquí.

No estoy ligado a la magia ni el misticismo en general. Durante algún tiempo investigué por cosas que me sucedían, ya que en una etapa de mi vida tuve muchísimos sueños premonitorios que se cumplían sin cesar y, tiempo antes, había sufrido muchas experiencias durante el sueño que, según lo que pude deducir, fueron como viajes astrales. El caso es que al principio tuve miedo, pero luego busqué información y no encontré nada satisfactorio en internet, tal vez porque no supe dónde buscar.

-SIGUE-...
Autor: Josito
Fecha: Domingo, 02 de septiembre de 2007
Hora: 20:37

Ahora quisiera volver a acercarme a estos temas, por pura curiosidad y ganas de aprender cosas nuevas, y me gustaría encontrar asesoramiento, o tan sólo alguien con quien poder compartir mis experiencias o valoraciones sin ser prejuzgado.

Siento grandes ganas de explorar y estoy seguro de que este blog me ayudará mucho. Muchas gracias :)
Autor: belial
Fecha: Domingo, 16 de septiembre de 2007
Hora: 9:32

hola este mensaje estuvo muy interesante quisiera conocer a alguien que le interese la demonologia como a mi si alguien quiere mi correo es camusdark@hotmail.com
Autor: Anonimo
Fecha: Lunes, 19 de noviembre de 2007
Hora: 22:21

Creo que uno de esos me visita, que puedo hacr para que se aleje?
Autor: jobys
Fecha: Viernes, 12 de diciembre de 2008
Hora: 15:14

A mi me pasa esto, pero todavia no ha logrado tener relaciones conmigo, solo me toca, he logrado despertarme atravez de oraciones pero cade vez me es mas y mas dificil hacerlo...que hago para que se aleje, tengo mucho miedo de dormirme....
Autor: Edward
Fecha: Jueves, 19 de marzo de 2009
Hora: 20:40

ps yo no creo q los visiten esos demonios y q los ayan visto pero aun asi no digo q no existan xq he sido testigo de todo tipo de cosas sobre naturale ya c me hace aburrido ver algo asi encuentros entre duendes, demonios, fantasmas, mostros animales cosas asi animasles grandes, brujas, y unas cantidades de cosas extraña x eso no digo q no existan pero tampoco es de decir q hayan tenido un encuentro con una criatura de esa xq en caso de existir seria muy escasos a decir verdad las posibilidades de ver uno es de menos de 1% como una criatura de la edad media es algo q puede existir pero no confundan unas de otras xq puede ser otro tipo de criatura no estoy mintiendo soy un soldado no necesito mentir ni tampoco me gusta hacerlo
Autor: Anonimo
Fecha: Sábado, 11 de junio de 2011
Hora: 14:22

la vdd.!! que yo si estoy bien asustada me aterra pensar en eso pero quiero quitarmelo ami me sucede eso ciertas noshes y en mi cuerpo amanesco con unos chupetes en las piernas y en mis pechos pero nose que esta panando

Autor: armando salvatierra
Fecha: Viernes, 23 de septiembre de 2011
Hora: 20:36

hola a todos los que visitan esta pagina, quiero contarles que soy cristiano, y que el mundo espiritual existe, casi todas las cosas que pasan a nuestro alrededor son influenciadas por seres espirituales en el caso de lilith es un espiritu del cual habla la biblia, y si alguno de uds. tiene problemas con este tipo de espiritus hay una solucion, y es la siguiente: tienes que dejar entrar al señor jesucristo en tu corazon, hazlo no pierdes nada con intentarlo, eso si, debes hacerlo creyendo por que todo esto es por fe, si quieres mas informacion mi correo es armsalvatierra@yahoo.es o en el facebook buscame como celso armando salvatierra

Autor: Anonimo
Fecha: Martes, 18 de noviembre de 2014
Hora: 10:46

Hola, yo e tenido algo muy parecido a los relatos qu e leido, al principio no sabia qu etsaba sucediendo, hasta que me di cuenta, no se como frenar esto pero me esta sucediendo muy a menudo, solo apenas me kedo dormida siento una inmobilidad en mi cuerpo y trato de despertar y no puedo, siento cosas extrañas que me tokan y me muerden, luego despierto mojada. 

M eda verguenza decir esto pero es la verdad.. 

solo quiero uan solucion. gracias por leer mi relato