S?bado, 26 de enero de 2008

Represi?n Terap?utica

La Jornada, M?xico D.F. S?bado 28 de junio de 2003

DESFILADERO
[email protected]
Por: Jaime Avil?s
Julio Frenk vs. Polonio Frenk

HACE 27 A?OS, cuatro estudiantes de la Facultad de Medicina de la UNAM se internaron voluntariamente en un asilo para enfermos mentales, a cargo de la entonces llamada Secretar?a de Salubridad y Asistencia (SSA), a efecto de cursar la materia de psiquiatr?a.

Su estancia dur? cinco semanas y al salir publicaron un extenso reportaje en La cultura en M?xico, el c?lebre suplemento de la revista Siempre!, fundado por Fernando Ben?tez y dirigido a la saz?n por Carlos Monsiv?is.

Entusiasmados por las teor?as de Michel Foucault, Franco Basaglia, Donald R. Laing, David Cooper, Gilles Deleuze y F?lix Guattari, que en la ?poca impulsaban un vigoroso movimiento antipsiqui?trico -del que el autor de este Desfiladero se volvi? admirador gracias a los materiales que difund?a Mundo M?dico, bajo la batuta de Federico Campbell-, los estudiantes de marras lograron una cr?nica arrolladora para denunciar el car?cter autoritario y represivo del sistema de salud mental de nuestro pa?s, cuyos principios datan de 1883 y no hab?an cambiado un ?pice cuando fueron sometidos al an?lisis de la opini?n p?blica en el n?mero 1226 de Siempre! , que empez? a circular el 22 de diciembre de 1976.

Esta es una condensad?sima versi?n de aquel extenso trabajo:

El hospital granja La Salud Tlazolteotl se encuentra a un lado de la vieja carretera a Puebla, en las afueras de Zoquiapan, estado de M?xico. En primer plano se encuentra una peque?a explanada, donde un mosaico representa la figura de la diosa azteca Tlazeolt?otl devorando los excrementos de los pecadores arrepentidos.

Esto simboliza la labor del psiquiatra, quien al tratar al enfermo mental lo deber?a liberar de toda suciedad espiritual.

Adentro, una masa informe de seres humanos deambula sin rumbo fijo por una larga avenida. Muchos de ellos son hombres descalzos, vestidos con harapos, cubiertos por el polvo. Parecen estar ah? desde siempre. Rostros sucios, vac?os, hastiados por largos a?os de encierro, coronan unos cuerpos miserables, ajenos por completo a su situaci?n actual.

A un lado de la reja se observa una caseta de vigilancia y las habitaciones de los m?dicos. En el fondo, los edificios fantasmales de los pabellones; m?s all?, gallineros en ruinas.

Varias hect?reas de terreno originalmente destinadas al cultivo se encuentran abandonadas, creando nubes de polvo. El per?metro queda delimitado por bardas, cercas y alambradas. Se trata del espacio mismo del aislamiento.

El doctor Carlos Tejeda Ruiz, director de la granja, muestra las instalaciones a los estudiantes reci?n llegados y al terminar la visita les dice: "Ustedes perdonen el mal estado de todo, los edificios est?n viejos, las tierras secas, la comida de los enfermos no es muy buena, pero ?caray, doctores!, es que llevamos 15 a?os con el mismo presupuesto".

Con todo, en un sitio hay unos edificios modernos. Como los consultorios eran insuficientes, se consigui? con muchos esfuerzos que la SSA construyera unos nuevos, pero est?n abandonados desde entonces. Despu?s de realizar un esfuerzo considerable, algo impide a la SSA dar el ?ltimo paso, el m?s sencillo, el m?s barato: amueblarlos.

Cuando se proyect? la granja se decidi? hacer un peque?o quir?fano; a pesar de la amplitud del terreno, la SSA no encontr? mejor lugar para instalarlo que al lado del sal?n de fiestas. Y para un hospital de enfermos mentales, todos del sexo masculino, el cirujano enviado por la SSA fue un ginec?logo.

Para que hubiera leche en la granja se construy? un establo, pero las vacas est?n secas; muchas de ellas s?lo secretan borbotones de sangre porque la insalubridad las hizo v?ctimas de la disenter?a.

Cerca del establo hay unos gallineros en ruinas. Antes hab?a 500 gallinas; entre todas pon?an cada d?a cinco huevos. Como no pod?an introducir t?cnicas av?colas adecuadas porque era muy costoso, las autoridades mataron a las gallinas.

En el comedor algunos pacientes deambulan semidesnudos; la mayor?a toma los alimentos con las manos. Los platos contienen menjunjes repugnantes de sustancias irreconocibles.

Los dormitorios son largas filas de camas; los colchones est?n casi desnudos, la mayor parte viejos y sucios. Pero no todos los pabellones son iguales; mientras m?s graves est?n los enfermos, los recintos son m?s insalubres.

El pabell?n F alberga a los mejor "portados"; all? est?n el aula y los consultorios. Los dem?s pabellones, desprovistos de todo, est?n repletos de enfermos semidesnudos. Ah? se localizan los "cuartos de aislamiento", que los internos llaman "calabozos".

Las manos del medico

En el segundo acto de Hamlet -agregan los estudiantes-cronistas-, Polonio categoriza a la locura diciendo: "?Qu? es sino ser nada m?s que loco?" Todav?a hoy (1976), la locura es pensada como un fen?meno absoluto, irreductible.

Los modernos polonios siguen consider?ndola como un estado (mental) desligado por completo de sus determinantes hist?rico-sociales. Para los psiquiatras de la actualidad, la locura es s?lo un fen?meno natural, s?lo una alteraci?n biol?gica y la segregaci?n (del enfermo) dentro de una instituci?n represiva constituye la ?nica alternativa que tiene la sociedad para protegerse.

Pero de la definici?n de la locura derivan las modalidades represivas del manicomio: econ?mica, sexual, terap?utica, f?sica. En La Salud, la primera se realiza en los talleres: los internos fabrican zapatos pero andan descalzos, porque lo que producen es vendido en el exterior.

La represi?n sexual parte de la base de que el "loco" es incapaz de respetar los principios morales. En la granja, donde todos los pacientes son del sexo masculino, un enfermo se queja: "Esto es peor que la c?rcel; aqu? ni siquiera permiten la visita conyugal".

Por lo que toca a la represi?n terap?utica, los estudiantes describen los dos m?todos m?s socorridos. Uno es la llamada "cura de Sakel". El interno recibe una inyecci?n de insulina hasta caer en estado de coma; esto se repite 30 veces, en las cuales el paciente pasa por una fase de disoluci?n total de la psique, seguida de una sensaci?n de angustia y muerte. Los m?dicos no logran explicar el beneficio que un trastorno metab?lico tan severo puede ofrecer a un esquizofr?nico.

El electrochoque naci? cuando un cl?nico sagaz not? que eran raros los epil?pticos que sufr?an esquizofrenia. Razon? que si provocaba una epilepsia artificial la esquizofrenia desaparecer?a.

En La Salud, uno de los profesores dijo a los estudiantes: "Debemos informar al paciente de lo que se le va a haacer, pero enga??ndolo. Se le puede decir que le vamos a tomar una radiograf?a. Claro que esto funciona la primera vez. Despu?s hay que perseguirlo por todo el manicomio y agarrarlo entre tres o cuatro personas".

Al cabo de 10 sesiones de descargas el?ctricas, las alucinaciones, la depresi?n o la man?a desaparecen, pero lo que se ha eliminado de ra?z es todo resquicio de condici?n humana.

En realidad, los electrochoques parecen m?s un castigo que un tratamiento. Muchos psiquiatras amenazan a los pacientes con esta "cura" si no se portan "bien".

Inscrito dentro de la represi?n terap?utica se encuentra el mito de la "rehabilitaci?n". La mayor?a de los que llegan a la granja nunca son rehabilitados. No hay que olvidar que la mayor?a de los internos (en los hospitales p?blicos del pa?s) son proletarios o subproletarios.

Pese a que la locura se postula como "fen?meno natural" desligado de determinantes sociales, son muy pocos los burgueses que la sufren. As?, ?qu? sentido tiene rehabilitar a un grupo de proletarios o subproletarios en un pa?s donde 40 por ciento de la poblaci?n econ?micamente activa est? desempleada o subempleada?

En la parte final de su espl?ndido reportaje, los estudiantes describen el pabell?n G, que debe su nombre a que antes era el gallinero. De hecho, lo que se hizo fue sacar las jaulas y meter los catres. En ese lugar est?n los oligofr?nicos m?s profundos, pero tambi?n es donde son escarmentados los que no se pliegan a la disciplina de la granja o violan el respeto jer?rquico a los superiores.

No hay m?s. Ya ni siquiera se pretende el encubrimiento ideol?gico. El pabell?n G es abiertamente un sitio de tortura.

El informe de OPS, escondido

Lo que viene es una cita textual:
"En 1972 exist?an tres unidades para pacientes agudos con una estancia m?xima de 90 d?as, ocho para enfermos cr?nicos recuperables en un m?ximo de 365 d?as y una unidad campestre para pacientes irrecuperables. Esta divisi?n, sin embargo, ha resultado ficticia, pues la mayor?a de las granjas se han convertido en sitios de dep?sito de enfermos incurables (por el hecho mismo de estar internados) cuyo propio internamiento propicia su cronicidad. Al menos en la granja La Salud Tlazeolt?otl pudimos comprobar la existencia de pacientes con varios a?os de encierro".

El primero de diciembre de 2000, s?lo 24 a?os despu?s de la publicaci?n de ese reportaje, uno de los cuatro estudiantes que lo escribi?, el doctor Julio Frenk Mora, asumi? como titular de la Secretar?a de Salud por designio del presidente Vicente Fox.

El tiempo destruy?, por lo visto, los sue?os de aquel joven adherente al movimiento antipsiqui?trico y lo hizo olvidar sus antiguas convicciones. Hoy, al cabo de dos a?os y medio de la gesti?n de Frenk, la granja La Salud permanece id?ntica a s? misma.

El pabell?n G contin?a siendo "abiertamente un sitio de tortura". La miseria e indefensi?n de los internos no ha experimentado ninguna forma de alivio. La represi?n persiste en sus cuatro variantes: econ?mica, sexual, terap?utica y f?sica.

Algunos de los pacientes que en 1976 ten?an "varios a?os de encierro" a?n est?n encarcelados. ?Ejemplos? Enrique Trejo Lugo, esquizofr?nico paranoide, lleva 39 a?os tras las rejas; Francisco Gonz?lez Tapia (trastorno mental org?nico), 40 a?os; Enrique Ortega Barrag?n (esquizofrenia residual) y Aten?genes Ruiz Hurtado (?retraso mental moderado!), 41 a?os; Carlos Villar Navarrete (?demencia sin especificaci?n!) y Francisco P?rez Nieto (?retraso mental leve!), 42 a?os.

Ellos figuran en un reporte del Instituto de Salud del Estado de M?xico, emitido el mi?rcoles de esta semana en Toluca, seg?n el cual en La Salud a la fecha viven como chatarra humana 168 hombres que tienen derecho a algo mejor.

Pero lejos de abocarse a poner fin al monstruoso cuadro de injusticias que denunci? cuando era un muchacho, Frenk, desde el poder, apoya actualmente el proyecto de Guido Belsasso, el gur? foxista de la "salud mental" en M?xico, que pretende fortalecer y ampliar la obsoleta red de manicomios tradicionales o "dep?sitos" a perpetuidad de "proletarios" y "subproletarios" (y no pocos campesinos e ind?genas) condenados a sufrir hasta su muerte el despotismo de una doctrina abominable que nos rige desde 1883.

Amparados en la indiferencia que la sociedad exhibe ante la tragedia de los enfermos mentales, Frenk y Belsasso est?n empe?ados no s?lo en construir m?s "c?rceles para locos", sino en destruir la ?nica aportaci?n exitosa y vigente que la reforma psiqui?trica ha dado a nuestro pa?s:

el Modelo Hidalgo, al que la Organizaci?n Panamericana de la Salud (OPS), en una inspecci?n reciente, otorg? calificaciones que ninguno de los manicomios de Belsasso recibir? jam?s. La pregunta es por qu? Frenk se obstina en ocultar ese informe...

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Leticia
Fecha: S?bado, 26 de enero de 2008
Hora: 14:35

hola:
llegue por casualidad a este sitio me gustaron mucho los temas k has publikado y kon k responsabilidad los has presentado... pero esta vez no dejare un komentario solo keria pedirte un peke?o favor.. jiji sucede k kuando abri tu pag aparecia una imagen hermosa de un hada de cabellos rojo y muchos kolores hoy keria mostrarsela a una amiga y ya no estaba..:s existe alguna posibilidad k puedas enviarmela por favor nunca habia visto una asi....espero me ayudes jij
y bueno muchas luces excelente pagina
leticia
santiago chile mi mail es [email protected] gracias
si aceptas te agradceria borrar mi correo electroniko jiji
cari?os
Autor: LunaSublime
Fecha: S?bado, 26 de enero de 2008
Hora: 14:46

Hare algo mejor que enviarte la imagen, aqui te pongo la web del autor de esa pintura

Aqui esta el link directo a la pintura:
http://thienbao.deviantart.com/art/Broken-Flame-36236218

y el link a la web:
http://thienbao.deviantart.com



P.D. entonces borro tu post?
Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 05 de diciembre de 2008
Hora: 19:54

ijole!!!!! que mala onda de lo que pasa en ese hospital,yo hace como 11 anos estube llendo ahi por que una tia que trabaja como enfermera en ese hospital me llevo con un amigo suyo un doctor esto fue por que en ese tiempo tenia muchos problemas y apenas tenia 16 anos mis problemas surgieron por que me quitaron a mi hija y en fin ..... la cosa es que cuando yo entre ahi me daba miedito por que los pacientes si andan como lo dicen,pero otra cosa que si te puedo decir es que ahi se desatienden a los pacientes en parte por que las enfermeras y los doctores hacen sus cochinadas ahi se meten todos contra todos osea que aparte de hospital pquiatrico es un hotel o burdel a la vez,tu vuelvo a repetir esto lo se por que tengo como 5 a 10 familiares que trabajan ahi,y pues entre tanto chismerio,se saben las cosas,o tu que dices,que mala onda de que ese hospital este todavia en esas condiciones
Autor: Anonimo
Fecha: Mi?rcoles, 27 de mayo de 2009
Hora: 7:39

hola,quiero decirte que llegue a tu pagina por casualidda, asi como por casualidad trabajo en ese hospital que tu dices, es horrible lo que escribes y solo quiero expresar que muchos de esos pacienes qu e mencionas siguen vivos y ahora los atiendo yo. antes de criticar un hosital o sistema tienes que criticar a los miles y miles de familiares que abandonan a sus pacientes que incluso se toman a la tarea de ir con altos funcionarios a solicvitar que no salgan nunca, quien es mas injusto entonces?.
ademas la culpa no es de los pacientes, ni de la enfermedda, sino de las autoridades que nos abandonan. si te dieron tanta lastima deberias haberte llevado a uno a atu casa.nomakey
Autor: Anonimo
Fecha: Domingo, 10 de octubre de 2010
Hora: 18:29

Creo que antes de hacer un jucio de la situacion de un lugar hay que invertigar, es verdad que las usuarios deambulan semidesmudos, pero no es por falta de ropa o cuidado, es por su misma patologia, deberian de preguntarle a los familiares porque los abandoman o porque no acuden cuando fallecen apesar de que se les notifica, prefiriendo que se sepulten en fosas comunes. Y para su informacion el pabellon G ya no existe desde hace màs de 10 años.

Autor: Anonimo
Fecha: Jueves, 02 de diciembre de 2010
Hora: 15:48

ESTABA BUSCANDO EN INTERNET INFORMACIÓN SOBRE PSIQUIATRÍA PORQUE SOY MÉDICO PSIQUIATRA Y ENCONTRE TU BLOG. ME PARECE MUY ABSURDO QUE ALGUIEN QUE SE DEDICA AL ESOTERISMO QUIERA JUGAR A LA PSIQUIATRA O A LA PSICÓLOGA PONIENDO ARTICULOS DE UN ÁREA DE LA CUAL NI TIENE IDEA Y QUE ADEMÁS PLAGIAS DE OTROS SITIOS. LO PEOR DE TODO ES QUE TU FALTA DE CONOCIMIENTOS NO SOLAMENTE HACE QUE TE BALCONEES TU SOLA, SINO QUE ADEMÁS PERJUDICAS A LAS PERSONAS QUE NECESITAN TERAPIA, MEDICACIÓN, TEC Y/O SER INTERNADOS Y AL LEER TU ARTICULO LE TENDRAN FOBIA A BUSCAR AYUDA DE PROFESIONALES DE LA SALUD. TE RECOMIENDO NO SUBIR ARTICULOS DE LOS CUALES NI TIENES NI IDEA, PUES ES OBVIO QUE JAMÁS HAS ENTRADO A UN HOSPITAL O GRANJA PSIQUIATRICA, Y QUE NI SIQUIERA HAS CONVIVIDO POR LO MENOS CON UN SOLO PACIENTE CON OLIGOFRENIA. SI TANTO DESEAS SER PSIQUIATRA O PSICÓLOGA, POR QUÉ MEJOR NO ESTUDIAS Y TERMINAS UNA CARRERA?

Autor: Anonimo
Fecha: Lunes, 12 de marzo de 2012
Hora: 20:41

Es facil hacer comentarios hacerca de un hospital que solo visito, preguntese por que los familiares de estos los abandonan proporcionando domicilios falsos y olvidandolos para siempre y si los vio sin ropa o descalzos es por su misma patologia y poca tolerancia a la ropa, pero en fin es más  facil juzgar que investigar y ayudar ¿no crees?.

Autor: Anonimo
Fecha: Lunes, 26 de marzo de 2012
Hora: 18:23

Todos los de abajo tienen razoon!! Yo estudio enfermeria y estoy haciendo practicas en ese hospital, y si es cierto que los pacientes estan semidesnudos o desnudos peero no es porque ellos quieran o no tengan ropa (porque nosotros donamos) sino es por su patologia, pero cuando vemos a algun paciente quitandose el pantalon le decimos que se lo ponga y el lo hace, y eso es lo que les hace falta: ATENCION y la reensenanzaa por que si entienden. Y el pabellon G ya esta cerrado, ahora es un almaceen!!