S?bado, 02 de febrero de 2008

La Experiencia del Fracaso

De: Revista "Cuerpo Mente" No. 153 Enero 2005
Como Asumir y Superar los Errores
Por: Cristina Llagostera
Web: http://www.cristina-llagostera.com

Entre ganar o perder, entre experimentar el ?xito o el fracaso, la elecci?n est? clara. Tan s?lo la palabra ?xito nos suena a expasion, a alegria, satisfacci?n, a poder, seguridad, consideraci?n. Mientras que el fracaso... ?A qui?n le interesa el fracaso? Evoca una sensaci?n desagradable, pesada, vinculada con la rabia o la tristeza, a estados de bloqueo, problemas y frustraciones, la ruptura de una ilusi?n... El fracaso es un trago amargo, dif?cil de pasar, que prefeririamos evitar si pudi?ramos. Sin embargo, puede ser una experiencia tanto o m?s importante que el ?xito. Es cierto, no es agradable, pero, ?sirve de algo fracasar?

El ?xito nos motiva, y mucho. De hecho, la esperanza de alcanzarlo es el mejor impulso para emprender un esfuerzo. Lo entendemos, pues, como una recompensa, como la prueba de que tenemos aptitudes, lo cual refuerza nuestra estima. El fracaso, en cambio, hace tambalear la confianza, desmorona proyectos y nos recuerda que tenemos fallos y defectos, o que, a veces, no somos "capaces". Pero a pesar de eso la experiencia del fracaso ofrece algo que el ?xito no da: la oportunidad de reconocer que tenemos l?mites, aprender, rectificar, y poder ser as? cada vez un poco mejores.

Nadie puede vacunarse contra la sensaci?n de fracaso, ni siquiera quien lo haya experimentado logra alcanzar la inmunidad. Es preciso atravesar la enfermedad, en este caso la decepci?n, sea cual sea su magnitud. Sin embargo, existen v?as para que el fracaso, en lugar de ser un peso que amenaza con hundirnos, sea una ocasi?n de la cual sacar provecho. Tanto si se trata del suspenso en un examen, de un desenga?o amoroso, de la sensaci?n de haber fallado como padre, pareja, profesional o amigo... la cuesti?n est? en la actitud con que cada uno encara ese rev?s.

REDEFINIR EL FRACASO

Existe una tendencia a valorar m?s el fin que los medios. Es decir, lo que importa ante todo es el resultado: si se ha alcanzado el objetivo o si, por el contrario, se ha fallado en el intento. Desde ese punto de vista el fracaso excluye al ?xito, y a la inversa, puesto que un resultado s?lo puede ser blanco o negro, positivo o negativo.

Con esta forma de pensar categ?rica de ver las cosas, al no tener en cuenta el medio no se valora suficientemente lo que quiz? sea m?s importante: el aprendizaje. Tanto si se gana como si se pierde la experiencia puede resultar limitante, puesto que no se considera el proceso con perspectiva. Un triunfo mal vivido puede conducir a la autocomplacencia o al estancamiento, pues el ?xito genera menor necesidad de cambio. Un fallo mal digerido puede llevar a abandonar un prop?sito o a sumirse en una depresi?n.

Son frecuentes los casos de atletas o artistas que en la cima de su carrera, tras lograr su m?ximo objetivo, iniciaron un fulminante declive. Mientras que, a la inversa, abundan las personas que tras grandes problemas o estrepitosos fracasos supieron remontar y lograron ?xitos excepcionales. Es f?cil, por lo tanto, pasar del ?xito al fracaso, y viceversa. El reto en cualquier caso est? en vivir la situaci?n como algo fluido, no est?tico, teniendo en cuenta el proceso realizado y el que puede acontecer. De ese modo en el fracaso no nos invadir? la negatividad, ni en el triunfo se pecar? de excesiva arrogancia.

Con esta perspectiva m?s amplia podemos ver que el camino hacia cualquier ?xito est? marcado por sucesivos errores, gracias a los cuales fue posible una mejora y perfecci?n progresiva. Desde este enfoque, por lo tanto, se entiende el fracaso como un ingrediente indispensable y esencial en el proceso que lleva al ?xito.

EL MIEDO A FALLAR

?Existe alg?n m?todo eficaz para triunfar y lograr los objetivos, ya sea a nivel profesional, familiar, personal...? Quiz? la receta que m?s eficaz es la m?s parad?jica: intentar fracasar.

Frases como "quien no hace nada nunca se equivoca" o "para avanzar hay que estar dispuesto a fracasar" avalan en cierta medida esta audaz prescripci?n. Se basa en el principio de que el intento es lo que permite que el ?xito sea posible, aunque implique siempre cierto riesgo de fracaso. Cuando no existe ese intento tanto la probabilidad de logro como la de error desaparecen.

Con ello entramos en el terreno del miedo. M?s concretamente el miedo al fracaso, que engloba el miedo a las cr?ticas, a no estar a la altura, a comprometerse, a hacer el rid?culo, a lo desconocido, a no ser bien visto por los dem?s... Este miedo es el que lleva a dejar pasar oportunidades o a no buscarlas, a evitar el ?xito por temor a fallar.

La ilusi?n perfeccionista de que siempre hay que ganar no tolera el fracaso, la mancha de la imperfecci?n, y alimenta precisamente ese miedo exacerbado al error.

Resulta parad?jico pero cuanto m?s se desea triunfar mayor suele ser el miedo al fracaso, con lo cual las posibilidades de ?xito se reducen, a menos, claro est?, que se supere dicho temor.

El miedo est? ah?, se puede sentir. Puede influir en nuestra trayectoria, modific?ndola, pero otra cosa es permitir que nos detenga. Ante la disyuntiva de si intentarlo o no, conviene preguntarse si la raz?n principal del "no" es el miedo. Si es as?, se puede tratar de ver la cuesti?n desde otro plano. Elegir dar el paso tanto si tiene un buen resultado como si no-, puede considerarse como un ?xito, pues como m?nimo se habr? ganado una batalla al miedo, mientras que el peor fracaso reside en ni siquiera intentarlo. Las personas tendr?an que aplaudirse a s? mismas ante determinados fracasos, pues significa que han arriesgado, que han explorado cosas nuevas y desafiantes.

?De qu? depende que algo sea un ?xito o un fracaso? ?De las circunstancias, de lo que hagan los dem?s, de lo que haga uno mismo? Seg?n a qu? se atribuya el fracaso la reacci?n de la persona ser? diferente.

ERROR DE INTERPRETACI?N

?C?mo reaccionan quienes atribuyen el fallo a las circunstancias o al azar? Posiblemente pele?ndose contra su suerte o renegando de la situaci?n desfavorable que les ha tocado. Quienes achacan la culpa a las personas incompetentes que les rodean, es probable que se desfoguen critic?ndolas, sea a sus espaldas o directamente. Quienes, por el contrario, atribuyen el fracaso a su propia responsabilidad, pueden desmoralizarse, sentirse terriblemente ineptos y perder la confianza en s? mismos.

Seguramente todas estas personas tengan parte de raz?n. Es decir, muchas veces las circunstancias, las otras personas o los fallos propios favorecen el fracaso. Sin embargo, estas formas de interpretar lo sucedido no propician una resoluci?n, m?s bien la entorpecen.

Atribuir el fallo a cosas que no se pueden cambiar, a factores externos al propio control, hace que la persona sienta que no puede hacer nada para mejorar su situaci?n. Haga lo que haga, el mal tiempo, la mala suerte, un despiste ajeno o la famosa Ley de Murphy puede arruinar su objetivo. Reconocer, en cambio, que tenemos siempre una esfera de elecci?n propia, aunque sea la de elegir c?mo reaccionar ante las circunstancias adversas, significa empezar a ver las cosas desde un ?ngulo diferente.

Al interpretar los errores como una prueba de la propia ineptitud se ponen en marcha una serie de creencias negativas sobre uno mismo. El individuo se dice: "soy tonto...no valgo nada...siempre hago el rid?culo", como si de una grabaci?n autom?tica se tratara. De ese modo el error se magnifica y se generaliza a toda la persona.

?C?mo afrontar de manera eficaz el cambio que sugiere el fracaso? Para aprender de los contratiempos y procurar remediarlos es importante actuar en el ?rea de influencia que uno tiene en el momento y la situaci?n concreta. Esto significa detectar en qu? se tiene cierto control y dedicar el tiempo y la energ?a a las cosas con las cuales es posible hacer algo, pues en lo dem?s, en lo que no entra dentro de la esfera de nuestra responsabilidad, no cabe m?s que lamentarse.

ADMITIR EL FRACASO

Si bien somos libres para elegir nuestras acciones, no lo somos para escoger sus consecuencias. Ante el fracaso no hay m?s remedio que reconocer que las cosas no han ido bien, y tolerar la frustraci?n que genera la derrota.

A veces, al experimentar un fracaso se atraviesa un proceso semejante al de un duelo. Se puede pasar por diferentes fases: la negaci?n, la ira, la depresi?n... para llegar finalmente, si todo va bien, a aceptar la situaci?n. En realidad en cada fracaso se pierde algo, puede ser una ilusi?n, un proyecto, una idea, una creencia, y se reacciona con dolor ante esa p?rdida. Pero permitirse sentir ese dolor, sin evadirlo a base de autoenga?os, resulta indispensable para poder resurgir de la situaci?n de fracaso.

En los momentos de crisis aparecen de una u otra forma sensaciones intensas de fracaso. Son ocasiones en las que se tiene un encontronazo con la realidad. Una persona se siente fracasada cuando percibe que lo que ha logrado en su vida no concuerda con lo que esperaba. Es una interpretaci?n completamente subjetiva, pues lo que para uno puede valer y ser un signo claro de triunfo, otro lo puede interpretar como un vaso medio vac?o. Todo depende de las expectativas con las que parte cada cual, del lugar a donde quer?a llegar.

La decepci?n que acompa?a al fracaso es dolora, pero nos fuerza a rebajar la exigencia y unas expectativas quiz? demasiado elevadas, irreales o enga?osas.

Dec?a Erich Fromm: "Desenga?arse quiere decir liberarse de los enga?os y dejarlos atr?s".

Por ello la experiencia del fracaso supone la compensaci?n del triunfo y ayuda a digerirlo mejor. El ?xito nos hace volar, nos llena de entusiasmo, mientras que el fracaso nos hace pisar la tierra, nos devuelve a la realidad y nos empuja a la reflexi?n.

EL "TRIUNFO" M?S DIF?CIL

Un requisito para que el fracaso sea provechoso es admitirlo, reconocer que las cosas no han ido como quer?amos, que uno no es tan perfecto como pensaba. S?lo desde esa humildad es posible corregir el error. Aceptar y asumir la situaci?n constituye en s? mismo un peque?o triunfo.

Es sabido que en algunos ?mbitos empresariales est? incluso bien considerado que alguien haya tenido en su carrera un fracaso importante, pues se considera una garant?a de que no vive en las nubes. El fracaso ya superado aporta una visi?n m?s equilibrada, ni excesivamente positiva ni demasiado negativa, as? como el sufrimiento deja como poso una comprensi?n m?s profunda de la condici?n humana. Sin embargo, para transformar el fracaso en una oportunidad hay que pasar de las palabras a la acci?n, asumiendo los resultados.

6 ACTITUDES QUE CONVIENE EVITAR

Ciertas actitudes pueden generar que el fracaso, en vez de ser una oportunidad, se convierta en un problema mayor. Hay que evitar de modo especial lo siguiente:

1.GENERALIZAR: tras un fallo, en vez de concretar y decir: "Me ha salido mal", la persona se dice a s? misma: "soy un desastre, nada me sale bien, siempre ser? un fracasado". Esta visi?n catastrofista no ayuda a resolver la situaci?n.
2.NO ACEPTAR EL ERROR: Una actitud perfeccionista no facilita que se reconozca el fracaso y dificulta aprender de ?l.
3.ANCLARSE EN LA CULPABILIDAD: Una cosa es reconocer un error y otra culpabilizarse. La culpa no suele llevar a nada; es preferible intentar solventar lo sucedido.
4.VER SOLO LOS ERRORES: Fijarse excesivamente en lo negativo abre la puerta al des?nimo y la depresi?n. Incluso en el fracaso hay que tener presentes los logros.
5.ABANDONAR: Cuando no se tolera bien la frustraci?n se puede abandonar demasiado pronto un objetivo. Mantenerlo ayuda a encontrar una soluci?n.
6.CENTRARSE EN EL PASADO: Pensar en los fallos cometidos en el pasado, o en los que se podr?a cometer genera duda y temor. Para salir del fracaso hay que centrarse en el presente y pasar a la acci?n.

PREGUNTAS PARA SUPERARSE

Ante un fracaso conviene analizar la situaci?n y realizar diferentes pasos a fin de clarificar una nueva finalidad. Responder estas preguntas ayuda a conseguirlo.

REVISAR EXPECTATIVAS ?Qu? esperaba? ?Qu? quer?a conseguir realmente? ?Estaba a mi alcance?
ANALIZAR LA SITUACI?N ?Qu? ha pasado? ?Qu? resultado he obtenido? ?C?mo me he sentido? ?Qu? cosas me he dicho a mi mismo?
DESCUBRIR LOS ERRORES ?Qu? ha fallado? ?Qu? ha podido contribuir a que se produjera el fracaso?
IDENTIFICAR ?REAS DE CONTROL ?Qu? parte de responsabilidad me incumbe en el resultado? ?Qu? cosas puedo hacer para mejorar en una pr?xima ocasi?n?
CLARIFICAR UNA NUEVA FINALIDAD ?Qu? quiero conseguir? Cuanto m?s clara es una finalidad, m?s facial es realizarla.
?PARA QUE? Conviene analizar los motivos que se hallan detr?s de la finalidad que nos hemos marcado.
?C?MO PUEDO LOGRARLO? Puede ser ?til elaborar una lista de objetivos concretos y realizables para ponerse en acci?n.
PREVER OBST?CULOS. Analizar las posibles dificultades que pueden surgir y pensar en los pasos que se tienen que dar, aunque desagraden o produzcan miedo.
VISUALIZACI?N ACTIVA. Imaginarse, dirigir el pensamiento hacia la situaci?n que se desea conseguir, ayuda a hacerla realidad.

Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: Domingo, 20 de julio de 2008
Hora: 17:26

Hola quien quiera que seas, s?lo decirte que lo haces bien, acabo de jalar un curso en la universidad , realmente es decepcionante , sobre todo cuando creias tener posibilidades y diste todo , es una sensacion de la que no s? como terminare solo queria decirte , gracias.

Atte. Cristian
Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 27 de noviembre de 2009
Hora: 14:38

hola.
escribes muy bien.
esas son cosas que uno ya sabe, pero necesita escucharlas,leerlas para seguir adelante.perdi la personeria en el colegio. pero igual me siento bien me siento mas capaz ahora con la derrota.es una sensacion gratificante porque me hace mas realista de lo que soy por cierto.ahora aprendo de mis debilidades.esto es muy enriquecedor para mi futuro en todos los ambitos.

yo se que no interesa leer esto
pero neesitaba escribirlo

lo dire ante todo el colegio el lunes

gracias xd
Autor: Anonimo
Fecha: Viernes, 23 de julio de 2010
Hora: 13:28

Excelente muchas gracias.Estoy pasando por una etapa muy dificil y espero poder ser alguien distinto y orgulloso de lo que puedo lograr.

Autor: Anonimo
Fecha: Mi?rcoles, 27 de octubre de 2010
Hora: 5:15

Agradezco  la intencion de este blog de autoayuda, la verdad que despues de buscar en la red para aprender o me ayude sobre el fracaso , ya que me encuentro en una situacion fuerte  por la responsabilidad de un negocio familiar  que de antemano no andaba bien y al cual me entregue por completo pero desgraciadamente vino el fracaso  y en este blog que me parece muy completo y excelente ,me a ayudado a reflexionar  y ver desde otro punto de vista las cosas  y las herramientas para salir de estos sentimientos depresivos del fracaso.

Muchisimas gracias