Domingo, 11 de mayo de 2008

Como Acabar De Una Vez Por Todas Con La Divulgacion Cientifica

Por: Juan Tonda
De:BioCiencias.com

NOTA: "Cómo acabar de una vez por todas con la divulgación científica" fue publicado originalmente en el número inaugural de Prisma científico (No. 1, I, año 1984), publicación trimestral de la Asociación Mexicana de Periodismo Científico. Posteriormente en el noveno volúmen de la excelente revista de divulgación Aleph Cero.

1. Aléjese de todo científico o tecnólogo, así como de cualquier ente que se le parezca.

2. Estudie todo en inglés...al fin que a la hora de escribir el español saldrá naturalmente...

3.Si trata de explicar algún tema de ciencia, hágalo utilizando los términos que usted entiende. Así evitará que lo lean. Lo que para usted resulta claro tiene que serlo para todo el mundo, salvo -claro está- para un débil mental.

4. Trate de hacer textos largos y aburridos. Después de la primera página sus lectores lo lanzarán por los aires, con la ventaja de que las páginas siguientes podrá escribirlas sólo con letras al azar.

5. No se le vaya a ocurrir explicar o escribir cosas científicas para niños. No vaya a ser que ya grandecitos, incurran en el mismo error que usted cometió.

6. Publique sus artículos únicamente en revistas de gran prestigio. Ésa es la única forma que su trabajo llegue al gran público. Después de todo, a usted le costó quinientos dólares la publicación de su artículo.

7. Si usted es científico, considere siempre al divulgador como un artesano. Para ello no tiene más que proponer a las autoridades científicas que, para efectos de curriculum, no tengan en cuenta ningún artículo de divulgación científica, mucho menos esos que llaman de periodismo científico.

8. No se acerque jamás a los medios de comunicación. Ni por asomo se le vaya a ocurrir escribir en ellos. Acuérdese del punto 6: sólo en revistas de prestigio internacional.

9. No estudie ni lea otros temas que no sean los de su especialidad, ni siquiera superficialmente, pues correría el riesgo de entender lo que hacen otros científicos.

10. Lea usted todos los periódicos. Ahí encontrará sin duda cualquier tema científico que le interese. Para ello existen equipos de científicos y periodistas debidamente preparados que, con seguridad, le podrán informar de cualquier avance científico y tecnológico.

11. Nunca se le ocurra trabajar en equipo, por la sencilla razón de que sus méritos se dividirán entre los miembros del mismo. Pero aún, escribir en equipo un artículo de periodismo científico. Así nunca sería famoso. Recuerde que usted no tiene que aprender de nadie. Si sabe ciencia, tiene que escribir bien. Nadie más puede hacerlo. Evite que su profesión se contamine bajo cualquier pretexto. Si no hace ésto no llegará a ningún lado.

12. No apoye la divulgación científica y menos aún económicamente. Esto no se vende. Simple y sencillamente no constituye noticia. ¿Le queda a usted claro?

13. Si pese a todo lo anterior, insiste usted en que entiendan lo que hace y lo que dice, estará totalmente perdido y no le quedará más que recomendarle que repase los puntos anteriores.

Comentarios

Añadir un comentario