S?bado, 17 de enero de 2009

Cazador de Ped?filos

España es el país de Europa con más visitas a una página cebo con este tipo de contenidos
Por: DIEGO RUBIO (ESCUELA DE PERIODISMO EL PAÍS-UAM) - Madrid - Fecha: 02/01/2009

Ésta es la historia de un español de a pie que, sin recibir dinero a cambio, dedica su tiempo libre a buscar pederastas cibernéticos. Y a riesgo de que la policía le detenga. En todo el mundo, sólo Estados Unidos supera a España -que es el país más cazado de toda Europa- en número de visitas a una web falsa con alto contenido pedófilo creada por una entidad contra el abuso de menores para cazar a los delincuentes. Lo dice el inspector jefe de delitos tecnológicos del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña, Benjamín Blanco.

Carlos (nombre ficticio) es un delincuente. Pero un delincuente de los buenos. De los que, con sus delitos, persiguen criminales de verdad. Todas las noches, después de una jornada laboral de ocho horas, se camufla en foros y chats con un solo objetivo: buscar, y cazar, pedófilos en Internet. "Soy una especie de centinela, de agente encubierto", dice con su voz metálica. "El problema es que cometo un delito al tener pornografía infantil y otro al mandarla a esos foros para poder infiltrarme".

Su trabajo nocturno, que hace de forma voluntaria -"por amor al arte"-, consiste en educar a la gente para que denuncie a quienes producen y distribuyen pornografía infantil, destruir las páginas que la promueven y denunciar a los pederastas (conocidos internacionalmente como boy lovers, amantes de niños en inglés).

El primer paso es entrar en foros de adolescentes para recordarles que no es seguro revelar sus contraseñas ni enviar imágenes a desconocidos. El segundo, tratar de colarse por los agujeros de seguridad para averiguar los nombres y las contraseñas de los administradores. Y el último, si no puede eliminar directamente la página, pasar la información a Protégeles, una asociación que desde hace siete años se dedica a entregar información a la Policía para eliminar la pornografía infantil de Internet y localizar a sus autores. Una agrupación que en 2008 recibió alrededor de 3.000 denuncias de pornografía infantil que circulaban por la Red. Ellos sirven a Carlos de "escudo legal" para no tener problemas con la policía. Porque no actúa bajo paraguas policial y se arriesga a ser detenido.

El comienzo

Carlos, que no quiere revelar dato alguno sobre su identidad -ni edad, ni profesión, ni lugar de residencia- es centinela del ciberespacio desde 2001. Su hijo aún no cumplía el primer año cuando llegó a su correo electrónico una fotografía de un adulto abusando de un niño. "Me escandalizó", recuerda con rabia. "Como me dedico al desarrollo de Internet empecé a buscar a los que reparten ese tipo de material... Y todavía no he terminado".

La historia de Carlos no es única. Si le cambiamos algunos matices, puede ser la historia de cualquiera de los 300 vigilantes que hacen su mismo trabajo en España. Son 300 "amiguetes" de Carlos que refuerzan desde la sombra la labor de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT), una rama del Cuerpo Nacional de Policía que en lo que va de 2008 ha detenido a más de 400 pedófilos y que, en una operación conjunta con la policía brasileña, localizó a 18.000 consumidores de pornografía infantil en 75 países. De ellos, 1.600 en España.

Penas mínimas

Muy pocos de estos criminales son castigados. De los más de 1.000 detenidos entre 2003 y 2007 en España (todos hombres y de diferentes perfiles), sólo 30 han sido sentenciados a penas de prisión. Según Protégeles, las condenas por este tipo de delitos no superan los cuatro años de cárcel. Para Carlos, la BIT, que recibió este año el premio Los niños primero del Unicef, funciona muy bien, pero no tiene el número de agentes suficiente para vigilar toda la web y le hace falta la figura del agente encubierto. Ésa que reemplazan él y su equipo de patrulleros para reportar entre 200 y 500 denuncias cada mes a Protégeles.

Denuncias que se han traducido en intimidaciones e insultos. "En los foros de adolescentes, los mayores que se hacen pasar por menores te dicen que eres un pesado", asegura. "Afortunadamente en este tema nadie me conoce y las amenazas son tan virtuales como yo". La que más le ha cabreado: la de un hombre que no quería retirar un chat de pederastas de su página web porque algunos de sus visitantes habituales eran también los principales anunciantes.

Son momentos como éste cuando se siente impotente, desesperanzado. Pero después, cuando atrapa a un pedófilo, piensa en su hijo y vuelve a saberse útil. "Te sientes vivo, lleno de alegría. Es un trabajo duro, pero alguien tiene que hacerlo".

Artículo Extraído de: http://www.elpais.com/articulo/espana/Cazador/pedofilos/elpepuesp/20090102elpepunac_6/Tes


Comentarios

Añadir un comentario

Autor: Anonimo
Fecha: S?bado, 21 de agosto de 2010
Hora: 22:00

CARLOS SOS UN VERDADERO HEROE, CHE, SERIA MEJOR NO ENTREGARLOS A LOS POLACOS NO CREO QUE NINGUNA SENTENCIA SEA SUFICIENTEMENTE BUENA PARA ESTOS HIJOS DE PUTA...NO DEBERIA SER PECADO ACABAR CON ESTOS PREDADORES, VOS SOS PADRE Y LO ENTIENDES, QUE TE TOQUEN UN HIJO NO TIENE PERDON DE DIOS, DEBERIA SER LEGAL DESPACHARLO AL INFIERNO, LA LEY ES PARA LOS BOLUDOS Y LA JUSTICIA PARA LOS PICAROS, QUE TE DIGO!
Autor: Anonimo
Fecha: Martes, 31 de julio de 2012
Hora: 8:02

hola me gustaria poder ser parte de esta cazeria como tengo que hacer