Jueves, 14 de mayo de 2009

Mejora Tu Relaci?n de Pareja (Parte IV)

7. Ideas para encontrar soluciones

A continuación encontrarás algunas expresiones que contaminan nuestro espacio relacional y algunas ideas para desprendernos de ellas.

Expresión: 1. ¡Siempre estamos hablando a gritos!

Ideas
Si ves que llega el momento de la discusión, intenta buscar un sitio de la casa para respirar profundamente y contar hasta diez. Una vez que estés preparada/o intenta hablar pausadamente, evita descalificaciones ofensivas, ya que empeoran la situación. Es básico que ambos hagan propósitos para mejorar la calidad de tiempo, espacio y contenido de la comunicación para lograr centrarse en la solución del conflicto. Los gritos no conducen a nada positivo, sólo a la violencia.

Expresión: 2. ¡Ya ni me abraza y menos decirme palabras cariñosas!

Ideas
Ha pasado el tiempo, llevan algunos años de convivencia y se dan cuenta que escasean los abrazos mañaneros, los besos nocturnos y las palabras que les hacían felices. Intenten recuperar aquellas expresiones de cariño y amor que tanto gustan. Un abrazo diario da calorcito, un beso hace sentir bien y una palabra afectuosa alegra el día. Es importante dar y recibir, pero también aprender a pedir.

Expresión: 3. ¡Siempre tiene dolor de cabeza! o ¡Se ha quedado dormido!

Ideas
Expresiones como estas son típicas en la pareja. Ante esta situación es necesario buscar espacios de descanso antes de la relación sexual. Evitar poner de excusa el dolor de cabeza y los síntomas de cansancio cuando no son verdaderos. Las claves es dialogar sobre el sexo, sincerarse, darse cuenta de lo que está causando la falta de deseo sexual. Es conveniente hacer cambios para intensificar el deseo sexual a través de los juegos sexuales, cambiar de horarios y lugar de las prácticas sexuales, pasar más tiempos juntos en la intimidad, utilizar más intensamente las caricias corporales y palabras eróticas.

Expresión: 4. ¡No me valoro para nada!

Ideas
Con frecuencia nos olvidamos de nosotros mismos, ya que estamos más preocupados por nuestra pareja. ¿Y que pasa contigo, te valoras tu?. Tienes que empezar a cuidar tu espacio personal reconociendo tu valía, cualidades y capacidades. Es un error sobrevalorar al compañero sentimental y no valorarte tu. Dentro de la convivencia hay un espacio compartido con la pareja pero también hay un espacio tuyo que debes amar, valorar, cuidar y respetar.


8. ¿Hay salida?

Hay salida, siempre que ambos deseen salir del laberinto de conflictos que empaña la relación. En primera instancia, tengan calma, ya que cuando estamos alterados agrandamos el conflicto y lo vemos como imposible se solucionar. Una vez relajados, hagan un análisis de la situación tomando en cuenta la posibilidad de resolver el problema, a través del diálogo. Es necesario intentar conversar en un espacio de sosiego, y tranquilidad donde se exponga concretamente lo que les preocupa o incómoda hasta llegar acuerdos de solución. Para llegar acuerdos es necesario que ambos estén motivados, sean sinceros y pongan los dos de su parte.

¿Cuándo buscar ayuda?

Si después de muchas horas, días y meses de intentos de solución no llegan a ningún acuerdo o se incumplen. La pareja puede sentirse frustrada, impotente o herida. Ante está situación deben plantearse la posibilidad de ir a terapia.

La terapia. Es un espacio terapéutico de comunicación donde tienen la oportunidad de expresar sentimientos y pensamientos acerca de los problemas personales y relacionales. El terapeuta es un orientador, asesor y guía que ofrece un abanico de recursos psicológicos para ayudar a retomar el camino de la reconciliación con uno mismo, el reencuentro con la pareja y el entorno social. La terapia también sirve de apoyo para aquellas parejas que solicitan ayuda para una separación física y emocional menos traumática.

¿Cuándo ir a terapia individual?

Es recomendable cuando por diversas circunstancias de la vida, uno de los miembros de la pareja siente que tiene que superar situaciones personales que están causando dificultades en su relación. A través de la terapia individual nos damos cuenta del dolor emocional que hay dentro que necesitamos liberar para vivir con mayor tranquilidad y bienestar.


9. Reflexiones finales

A lo largo de los 9 capítulos del curso he querido llevarles por un recorrido general sobre alguno de los problemas con los cuales se suelen encontrar las parejas que inician una vida en común o llevan un tiempo conviviendo. A la vez hemos visto cómo los conflictos nos afectan, la importancia de los cambios personales y relacionales, así como algunas ideas para encontrar salida ha problemas cotidianos de comunicación, afecto, sexualidad y autoestima.

Vivir en pareja no es una tarea fácil pero tampoco imposible. La relación es de dos y se construye poco a poco con esfuerzo y dedicación. Cómo todo en la vida habrá momentos buenos y malos, pero si sus pilares son fuertes encontrarán el equilibrio, la ilusión y la armonía necesarios para seguir juntos.

¿Cómo podemos prevenir los conflictos?

Cómo dice el refrán, más vale prevenir que lamentar. No esperemos a que aparezcan los problemas, actuemos antes. Fortalecer psicológicamente tu interior y el de tu pareja es enriquecedor para que el camino por la vida sea más esperanzador y placentero. Es momento de actuar consecuentemente y empezar a cambiar por dentro y por fuera.

En la actualidad son cada vez más los profesionales que se suman a realizar cursos y talleres de crecimiento personal para personas que deseen conocerse interiormente, sentir paz emocional, ampliar habilidades y recursos psicológicos.

¿Qué es un taller?

Es un espacio de comunicación, motivación y apoyo donde un grupo reducido de personas (entre 10 ó 15) tienen la oportunidad de explorar diferentes áreas de su vida y darse cuenta de las posibilidades que tienen para crecer interiormente y superar situaciones que causan malestar. El profesional que lleve el taller debe ser un especialista en el tema. También servirá de guía y orientador durante todo el desarrollo del taller. Los temas suelen trabajarse desde una perspectiva teórico-práctica y experiencial donde juegan un papel importante las dinámicas y los trabajos grupales. Además los participantes si lo desean pueden resolver inquietudes, expresar sentimientos, formular preguntas o comentar experiencias relacionadas con el taller.

¿En qué me benefician los talleres?

- Favorece la autoestima, la valía personal y la confianza en uno mismo.

- Reconocemos habilidades para comunicamos con la pareja, los amigos y las  personas de nuestro alrededor.

- Expresar sentimientos de forma asertiva y positiva.

- Encontramos estrategias para superar los complejos, el estrés y la ansiedad.

- Cerramos heridas emocionales causadas en la infancia, adolescencia y adultez.

- Conocemos habilidades y cualidades para hacer amigos, tener pareja y  relacionarnos mejor.

- Aprendemos a exteriorizar con mayor frecuencia el buen humor.

- Conocer recursos para mejorar la vida sexual.

Actualmente son cada vez más las personas que creen en la posibilidad de enriquecer su vida apuntándose a cursos y talleres relacionados con:

- Autoestima.

- Habilidades de comunicación.

- Afectividad.

- Relajación.

- Superación personal.

- Motivación.

- Psicosexualidad.

En los talleres encuentras guías de ayuda y apoyo. Aportan y refuerzan ideas que teníamos pero que tenemos en desuso. Además nos impulsan a seguir para adelante, cambiamos el chip mental frente a pensamientos y emociones negativos que nos hacen daño, a la vez nos "damos cuenta" que no estamos solos, ya que más personas pasan por situaciones parecidas y luchan por salir adelante a través del conocimiento interior y el conocimiento de nuevos estilo de relación con la pareja, la familia, las amistades, los compañeros de trabajo, etc.



Artículo Extraído de: http://www.mailxmail.com/curso/vida/vivirenpareja


Comentarios

Añadir un comentario